El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

jueves, septiembre 28, 2006

Carta al padre



Poco puedo decir de esta obra, pequeña pero intensa, que me ha acompañado en la playa estos días. Es un escrito íntimo, un lamento, un ajuste de cuentas, un vomitar toda la amargura que al autor le ha producido crecer a la sombra de un padre autoritario al que culpa de utilizar el desprecio como método educativo. Cualquier cosa vale a fin de conseguir forjar un carácter firme en él. En realidad, sólo consiguieron infiltrarle el veneno de la inseguridad y un fuerte sentimiento de culpa; culpa por no estar a la altura de lo que de él se esperaba.

Es muy peligroso proyectar nuestras expectativas en vidas ajenas, aunque sean las de nuestros hijos. Cada uno debe tener sus propios sueños, sus propias metas..., eso sería lo justo.

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Max Estrella said...

Tienes toda la razón querida Tana.Por cierto que ahora que has cogido a Kafka,te digo que has hecho "lo más difícil" del autor,que es introducirte en su mundo.
Ah!!gracias por tus comentarios en mi blog.Siempre son bien recibidos

8:14 p. m.  
Anonymous Niebla said...

Creo que la tarea más difícil que tenemos es precisamente esa, educar bien a nuestr@s hij@s, no tenemos método, ni nos enseñan cómo hacerlo, es tan fácil equivocarse...

Un abrazo.

1:10 a. m.  
Blogger Miguel Sanfeliu said...

El mundo de Kafka es fascinante. Yo estuve este verano con una selección de sus cartas.
Un saludo.

10:42 p. m.  
Blogger Tana said...

Visitarte siempre es un placer, Max, y recibir tu visita en el recuncho, un honor :)
De Kafka había leído hace mucho "La metamorfosis" y la verdad es que me hizo sentir totalmente angustiada.
Y tanto, Niebla, así, sin libro de instrucciones ni nada. Pero bueno, tendremos que hacerlo lo mejor que sepamos, que no es poco :) Bienvenida!!!
Me han hablado de su correspondencia, Miguel, ¿Son sus cartas como el resto de su obra? Supongo que nada mejor que leerlas para conocerle. Gracias por tu visita.
Saludos!!

9:13 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home