El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

viernes, febrero 10, 2006

Des-enred-ada

Dicen que es bueno experimentar nuevas emociones. Yo lo estoy haciendo en estos momentos.
Para aquellos que quizás estéis sorprendidos por mi silencio -blogueril y personal-, debo deciros que escribo desde un ciber. Es mi primera vez y... no lo estoy disfrutando demasiado. He llegado a este punto porque no he tenido más remedio. Llevo toda la semana sin la CPU. Al final, y pese a que no me hicieron mucho caso cuando lo dije, parece ser que tengo un problema de incompatibilidad de la placa base con algún otro elemento -a tanto no llego-. Siguen investigándola.
Yo ya sabía que este local era un tanto cutre porque un día, hace ya mucho, vine a recoger a mis hijos. Así que, si os preguntáis qué hago aquí, con dos niñatos de no más de trece años fumando a mi izquierda y un tío, al bies, que navega de página porno en página porno, sólo puedo deciros que: Escribir. Que ha sido más fuerte el latido que me ha impelido a salir en una tarde gélida y ventosa, para contaros que os echo de menos y que sigo aquí, que el suave calorcillo y el libro que me arropaban en casa.
Vale. Ya he dicho lo que he venido a decir. Espero que la semana que viene se solucionarán mis problemas informáticos. No sé si hace más frío fuera que dentro pero, realmente, ya no siento las manos.
Bicos, bicos, bicos, bicos, bicos, bicos, bicos...

6 Comments:

Anonymous elbucaro said...

Yo acabo de solucionar mis problemas informaticos,espero que los tuyos se resuelvan rápidos y que puedas escribir en la tranquilidad de tu casa. Un biquiño.

11:51 p. m.  
Blogger Max Estrella said...

Los misterios del PC son inexcrutables.Y la pulsión por escribir veo que ha podido más que tu.Nos alegra.También se te echa de menos.De todos modos esperemos que se te solucionen pronto los problemas porque los cibers se han convertido en unos extraños reductos para adolescentes jugadores y visitadores de páginas "raras"
Bicos

7:14 p. m.  
Blogger MrMann said...

Qué sitios más desagradables, sí...
buena suerte con el ordenador!

10:16 p. m.  
Anonymous Ardi said...

Yo a veces uso los ciber en mis viajes por todo lo largo y ancho de este mundo (quizá te suene el capitán Tan). Desespero a veces buscando una conexión. Y entonces me importa un bledo si se fuman un peta o devoran con ojos golosos cuerpos desnudos de mujer convertidos en píxeles de pantalla. Y entonces también escribo. Pero suele ser por (de) trabajo. Curioso mundo éste, en el que ya no sabe uno cuándo y dónde tiene sus oficinas.

4:45 p. m.  
Anonymous incondicional said...

Oye pues yo estuve en uno ahí y no me pareció tan mal, no recuerdo la calle, era por Sagasta, la calle de encima de la avenida Goya, no sé si te explico, estuve un par de veces y no me sentí incómoda.
Un beso.

2:59 a. m.  
Blogger Tana said...

Al fin me han devuelto la CPU!!Eso sí, como finalmente me han cambiado la placa base, han tenido que formatear el disco y... ya sabéis: me toca comenzar de nuevo de cero.
Ardi, me alegra leerte! :)
Pues sí Max, al menos el que hay en mi barrio. Hace unos años, el ambiente era más agradable, pero ahora que se ha generalizado Internet y que ha pasado a ser un complemento más en la mayoría de las casas, los cibers -unos más que otros- han pasado a ser el refugio de una minoría. Claro que también depende de la zona.
:) La zona de la que hablas, Incondicional, es una muy buena zona de esta ciudad :) sé que en el centro tiene que haber alguna cafetería estupenda desde la que poder escribir pero me falta información para encontrarla. Procuraré enterarme por si vuelvo a necesitarla...

5:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home