El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

miércoles, febrero 01, 2006

Buscando entre nenúfares



Hace relativamente poco, os hablé de mis problemas informáticos. Conseguí, finalmente, poner el ordenador en funcionamiento y recuperé mi conexión de carretera comarcal, a caballo de mi humilde modem de 56Kbs -esto quiere decir que sigo esperando por la línea ADSL, según me indican en atención al cliente, porque telefónica no acaba de conceder la portabilidad de mi línea-. Aún tengo muchos programas sin instalar y voy funcionando con el mínimo. Poco a poco, a ratos perdidos, voy echando mano de los discos de rescate para recuperar aquellas imágenes, canciones y textos que necesito. Pero pronto me di cuenta de que había cometido un error imperdonable: había olvidado guardar las direcciones de las páginas que atesoraba en Favoritos.

A base de ir metiendo tiempo y saltando de enlace en enlace, he conseguido recuperar los lugares a los que acudía asíduamente. Unos fueron relativamente fáciles porque se me habían grabado en la memoria, otros me costó más encontrarlos -y confieso que entretanto tenía en mí un comecome que no me dejaba en paz- y aún así, hay uno que echo de menos y no consigo localizar. He encontrado el link, pero no me funciona. Quisiera saber si sólo me sucede a mí. Ya lo he intentado todo y nada, no tengo modo de localizar ese estanque. Estoy hablando de Lubidulia y sus nenúfares. Yo no sé si entre los que me leen haya alguien que siga en contacto con ella; si lo hubiera... por favor, que le diga a Lubidulia que la echo en falta, y que no desespero de volver a encontrar algún nenúfar suyo sobre el que saltar con el resto de las ranas. Entretanto, me conformaré con quedarme sentada en una roca, a ras de agua.

2 Comments:

Blogger incondicional said...

Querida Tana, hace tiempo que no pasaba por tu casa y me he encontrado bellos relatos e imágenes que volveré para leer con más calma.
Venía a invitarte a ver mi post sobre Santiago, he conseguido apiñar varias fotos, no me ha quedado muy bien pero....una tampoco es una experta en el tema, se lo dedico a mi padre, suena un canto a Galicia, lástima que no tengas adsl, no es que Julio sea lo mejor , pero la canción se ajusta a lo que quería, yo tengo saudade de mi padre :-(
No me suena tu amiga, intentaré buscarla y le dejaré tu recado.
Un abrazo, volveré, dijo Mc.. ;-)

10:02 p. m.  
Anonymous elbucaro said...

Yo cambié de los 56 a la ADSL y estoy contento, se nota la diferencia. Pero también necesito hacerle una cura al pc, hay cosas raras que pululan por él. Un besote

7:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home