El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

sábado, marzo 18, 2006

Tantos "palabros"

Todos aquellos que dijeron que no habían pensado en hablar... extendieron sus discursos "hasta el infinito... y más allá". ¡Cuánta razón tenía Don Ramón Cid, mi profesor de Literatura, cuando nos decía aquello de "lo breve, si bueno, dos veces bueno y lo malo, si breve, no tan malo..."! El buen señor se refería a nuestros exámenes -doy fé de que no es ninguna leyenda urbana el que en más de una ocasión, alguno le contaba el largometraje de la noche anterior... por si colaba-. En todo caso, me parece un estupendo consejo que tendríamos que recordar y aplicarnos en más de una faceta de nuestra vida.

4 Comments:

Anonymous Generoso said...

Yo conocía a uno que en todas las comidas de la oficina se le invitaba a hablar. Y empezaba diciendo aquello de: "me habéis pillado de improviso" y sacaba un fajo de hojas escritas del bolsillo. Besitos.

1:00 a. m.  
Anonymous Brisa said...

Cierto, a veces recordar es bueno, para no olvidar :) Besitos ¡¡

7:52 p. m.  
Blogger Max Estrella said...

además tenemos la suerte de que el idioma castellano es un idioma muy rico en el que se pueden expresar ideas muy precisas con pocas palabras...es una maravilla..
bicos Tana

12:29 p. m.  
Blogger Tana said...

:) Hola Generoso! Pues mira tú que el otro día, la que menos habló fue precisamente la que sacó tres hojas dobladas de un sobre. Hola Brisa!! Un gustazo saberte por aquí. Max... Bicos!!

10:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home