El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

domingo, julio 08, 2007

DESPEDIDA TRAUM de DANIEL BLAUFUKS
Un día, hace ya mucho -parece que hubiera pasado un siglo-, escribí algo sobre Desaparecidos, aquellas personas que salieron de mi vida sin dejar rastro. Acabé reconociéndoles el derecho a hacerlo, a irse sin más, pero también añadí que por mucho que me doliera, yo nunca me iría sin despedirme.

A veces el azar toma parte en nuestras vidas y he estado a punto de tener que hacerlo, desaparecer sin un último post, una última reseña. Y no es que quisiera. Deseaba cumplir mi promesa, pero mi memoria para claves y cuentas, había convertido mis archivos en una espesa sopa de letras y me era imposible acertar la contraseña. Dicen que para todo hay una razón, así que supongo que también la ha habido para esto. Quizá fue un tiempo de reflexión obligatorio, quizá una pausa con la esperanza de retomarme y continuar. Pero continuar..., no puedo. Muchas cosas han cambiado en mí. He mudado de piel y no soy la misma de estos textos. A veces vengo de puntillas y me paseo por ellos. A veces me reconozco en algún trazo que permanece en mí. A veces, sonrío y me leo desde afuera, como leería cualquier artículo de un blog que todavía no conociera...

A aquellos lectores ocasionales que se pasearon por este espacio, aunque no dejaran huella alguna: gracias.

Pero mil gracias, gracias de corazón -y no de esas que decimos "por buena educación"- a todos y cada uno de aquellos que me visitasteis con asiduidad convirtiendo este recuncho en una agradable tertulia durante casi dos años. Tened por seguro que, aunque con piel renovada y desconocida, seguiré acudiendo a vuestros cuartos de sosiego para leeros y seguir compartiendo. Quizá me reconozcáis, quizá no. Pero estaré allí. Eso, también lo prometo.

Mil besos estivales, en este beso que os dejo.

5 Comments:

Anonymous elbucaro said...

¡Qué pena Tana! Hacía tiempo que esperaba que actualizaras, ¡y mira con lo que me encuentro hoy! Me gustaba lo que escribías...pero ya llevo tiempo aquí para darme cuenta que, quizás, debe ser así, que todos acabamos desapareciendo engullidos por eso tan crudo, a veces, que es lo cotidiano. No sé que decirte en estos casos, no me gustan las despedidas, digamos un ¡hasta luego! Y bueno si quieres encontrarme, sabes donde hacerlo. Qué te vaya bonito. Un besote.

5:34 p. m.  
Blogger Tana said...

Elbúcaro..., que no me hayas reconocido no quiere decir que no esté cerquita :) te envío un mail y me descubro ante ti. No nos despedimos Elbúcaro, no nos despedimos. Besote y..., nos seguimos leyendo!!

8:47 a. m.  
Blogger Miguel Sanfeliu said...

Encuentro tarde tu nota de despedida. Había venido varias veces y encontré el lugar abandonado. Ahora, confirmas tu marcha. Lástima. Sólo espero que esta decisión sea para bien y que todo te vaya de maravilla. Lo mereces.
Un abrazo.

9:21 p. m.  
Blogger Frank Nicotine said...

Tana dijo...
Creo que es la primera vez que "casi" llego a tiempo de asistir al nacimiento de un blog. Venga, una caricia breve y suave para el recién nacido y veremos cómo evoluciona el rorro :)

9/08/06 15:12

Me dejaste ese comentario en el primer post que escribí, hace casi cuatro años. Fue el quinto comentario que recibí, y el primero de alguien que no me debiera dinero.

Creo que en un par de meses llego al post 200, así que decidí revisar el fondo del barril y me encontré con tu enlace. En fin, veo que llevabas un par de años sin publicar pero espero que lo medites y vuelvas al ruedo; de hacerlo contarás en adelante con el comentario matutino de Frank.


pd: ¿Tienes un dinerillo que me prestes?

10:03 p. m.  
Blogger Portorosa said...

Un beso, Tana.

11:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home