El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

miércoles, enero 10, 2007

Territorios comunes



Fui como siempre, dispuesta a relajarme con el silencio, el paisaje amable y la lectura.

Recién llegada todo fue movimiento: los comestibles a la despensa y al frigorífico, la ropa de cada uno a su armario -de fondo, el crujir de la madera bajo nuestros pasos-.

Ya en calma, sentada ante la lumbre, con Balzac subido en el canasto de la leña deleitándose con los nuevos olores, me di cuenta de que ella había venido siempre con nosotros a esta casa, que uno de los motivos principales para elegirla -en un principio- fue ese, que la habían admitido como "una más" de la familia -nada de "perros en la bajera"-. Y en la quietud, escuchando tan sólo el crepitar del fuego, me di cuenta de que no estaba pegada a la chimenea, como de costumbre, de donde sólo se levantaba para seguirme; de que había echado en falta el sonido de sus patas subiendo y bajando las escaleras cuarenta veces, hasta que haber realizado una minuciosa inspección de toda la casa, quedando al fin satisfecha.

-¿Qué tienes ahí?

El más pequeño de mis hijos, el encargado del fuego, miraba fijamente su móvil. Me lo pasó en silencio. Desde la pantalla de cristal líquido, Chelsea me contemplaba.

Entonces, durante un rato, volvieron las lágrimas.

2 Comments:

Blogger Max Estrella said...

no son del todo malos los recuerdos,amiga...eso significa que de un modo u otro,de algún modo...sigue con vosotros y os acompaña como vosotros a ella
bicos...
me alegro de tu vuelta...espero que le hayan hecho bien estas vacaciones

7:17 p. m.  
Anonymous Patricia said...

Son recuerdos dulces, y por más que duelan es bueno que estén ahí. Ellos igual se quedan con nosotros, Tana.

Un abrazo
Patricia.

4:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home