El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

miércoles, diciembre 06, 2006

Perfume de otoño. Las setas.


Las setas huelen a secreto bien guardado, a penumbra y a tiempo pasado. Inspiro, con los ojos cerrados, y una imagen asalta mi mente: antiguas cartas de amor atadas con una desvaída cinta rosa, amores imperecederos, amores de alma, no de piel.
Pero ya nadie escribe cartas.

6 Comments:

Anonymous elbucaro said...

Hay evocaciones que nos hacen temblar, pero tienes razón,Tana, raramente ya nadie escribe cartas. Yo, a pesar de los emails, sigo siendo fiel a ellas, pienso que nunca todo el ritual de una carta y el esfuerzo y el amor que se pone en ella, podrá igualarse por la inmediatez del email.Un besote.

5:28 p. m.  
Anonymous Niebla said...

Holas Tana,no te olvido eh?

Yo conservo las mías en una maleta de mimbre, por cierto hace mucho que no las leo.

Besinos, besicos ;-)

12:59 a. m.  
Anonymous Patricia said...

Ah, las cartas! Las cartas dan una emoción que el email no consigue igualar. Sí, por email nos comunicamos rapidísimo... pero una carta, con la letra del remitente, con aquello de haber pasado por sus manos...

Recuerdo la primera carta que recibí de una amiga mexicana, hace tiempo. Me saltaba el corazón. La sentí muy cerca, como si de pronto hubiera salido de la pantalla y me tocara.

A mí me encanta recibir cartas, y me encanta escribirlas, poner alguna cosita adentro además de las letras.

Cariños muy veraniegos, Tana!
Patricia

3:19 a. m.  
Blogger Max Estrella said...

Qué vuelta más sabrosa la que has tenido,y olorosa y...
qué bonito el recuerdo de las viejas cartas de amor...
Bicos

10:58 p. m.  
Blogger caminante said...

"Amores de alma, no de piel". Es el de verdad, el de oro de ley. Te felicito.

"Nadie escribe cartas". Quizá porque el cartero ya no es portador de ilusiones, también él tiene prisa, va acelerado. Y las cartas necesitan saber "perder el tiempo".
Un fortísimo y navideño abarzo.

4:33 p. m.  
Blogger Tana said...

Gracias a todos :) es un placer saber que alguien más las echa de menos. Patricia, yo a veces meto dentro un papel con mi perfume...
Caminante, al escribir "Amores de alma, no de piel" he pensado sobre todo en las pasiones literarias, esas que te pueden hacer soñar y que no por fuerza han de ser carnales ;)
Besotes y abrazos para todos!!!

12:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home