El recuncho de Tana

Todos necesitamos un lugar propio. Un sitio seguro desde el que asomarnos a esa niebla en la que nos arriesgamos a pescar dulces sueños... o ácidas pesadillas. Éste es el mío.

Nombre: Tana
Ubicación: Zaragoza, Spain

Érase una vez una mujer que buscaba. Encontró la perfección en la combinación de las palabras y el silencio. Y por eso, siempre estaba acompañada de libros. No renegaba de sus rarezas, se complacía en ellas. Era un poco desastre, pero auténtica. Sí, yo soy ella. A veces dura, a veces tierna... siempre imperfecta.

viernes, septiembre 30, 2005

¿Qué le vas a contestar?

Hace veintidós años el otoño no tuvo cabida en el mes de septiembre. El día de San Miguel se celebró la tradicional danza de las espadas en Marín, como cada año. Pero aquel año, el 83, fue especialmente soleado y las faldas, camisas y pantalones blancos de los bailarines, relumbraban al sol animados con el azul cielo del fajín.
Pasé la tarde en la playa, meditando. Tomar el sol no me interesaba especialmente pues acababa de regresar de mi primer contacto con el Mediterráneo, convertida en un conguito.
-He pensado que si quieres... podríamos salir juntos... ir al cine, a bailar...
Escuchaba su voz una y otra vez en mi cabeza. La petición velada que no me había pillado de sorpresa.
-¿Te ha pedido Andrés que salgas con él?
Me pareció una pregunta demasiado personal para venir de la amiga de una simple conocida que acababa de liarse con otro de los chicos de la pandilla.
-No... ¿Por?
-Porque te lo va a pedir ¡Ya verás! -y añadió- ¿Qué le vas a contestar?
Tanta indiscreción ya me pareció excesiva.
-Lo que tenga que decir, se lo diré a él.
Le contesté que me lo tenía que pensar, y su cara se tiznó de desencanto. No, no quería hacerme la interesante. Yo tenía dieciséis años y apenas había tenido algún escarceo romántico con un par de compañeros de instituto -tan pánfilos e inexpertos como yo-. Algo me decía que aquel chico menudo, fibroso, de grandes ojos pardos, el que me abría la puerta y me ayudaba a colocarme la chaqueta sobre los hombros -una caballerosidad anticuada que ya no se estilaba- era especial.
No me equivoqué. Hace hoy veintidós años, le dije que sí y creo que fue la mejor decisión que tomé en mi vida.
Cada año, celebramos que seguimos saliendo juntos y que, pese a todos los pronósticos, los flechazos de discoteca... también funcionan.

14 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Wow, there are a lot of blogs! I was actually looking for info on Writers, and ended up here. Not sure why. But glad I did. I'm a screenwriter, script consultant, and author...so I'm always on the lookout for good writing, interesting people, and new ideas. Anyway...thanks!

12:11 a. m.  
Blogger Max Estrella said...

dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer...así que quizás os podais aplicar el cuento...enhorabuena!!
pd.A mi me encanta esa caballerosidad decimonónica.
Bicos y un saludo para él..el nuevo personaje detrás del blog

1:10 a. m.  
Anonymous elbucaro said...

Enhorabuena Tana, creo que eso es todo un logro en los tiempos que corren. La fidelidad recreada cada día es un logro que hay que cuidar como a un reciennacido. También yo me acuerdo del año 1983 pero por distintos motivos, acababa de estrenar un "precioso conjunto" de color caqui. Un besote.

5:37 p. m.  
Blogger Susana Aparicio said...

Felicidades Tana! Seguro que habeis disfrutado del dia!

Un abrazo!

Tana(2) ;o)

3:17 p. m.  
Blogger niñä de cerezä said...

Deliciosa historia, Tana. Muy muy dulce :)
Que la magia permanezca, inalterable.
Besines.

3:38 p. m.  
Blogger MrMann said...

joer... qué suerte...

12:14 p. m.  
Blogger beclen said...

maja, se me ha puesto la carne de gallina... felicidades, y a por otros 22 años más juntos

12:39 p. m.  
Blogger Tana said...

Gracias a todos por vuestros buenos deseos!!
Max, qué razón tienes! Esa frase siempre se le aplica a las mujeres, ya era hora de que alguien se la dedicara a un hombre, que vosotros la teneis bien merecida. Andrés sigue siendo caballeroso... y me encanta. No sé porque está tan mal visto. Hoy día se confunden muchas cosas y hay por ahí un feminismo mal entendido que... bueno, ellas se lo pierden ;)
Elbucaro, escribirás sobre tu precioso conjunto color caqui? :)
Sí que disfrutamos de la celebración, Susana. Un revuelto de setas y gambas, un carpaccio, lambrusco rosado... y no hubo tiempo para más porque el pobre, trabajaba con turno de noche.
Lubidulia, siempre la magia... siiii!! :)
MrMann, Beclen... brindemos: por un año más!! -mejor disfrutar del día a día y no hacer planes a muy muy largo plazo-. Bicos a montones para todos!!

1:22 p. m.  
Blogger Portorosa said...

Enhorabuena. Un motivo inmejorable.
Un beso.

2:08 p. m.  
Anonymous Cide said...

Enhorabuena. Supongo que si hay una regla que dice que los flechazos de discoteca no se convierten en relaciones de verdad, tú eres la excepción a esa regla.

8:28 a. m.  
Anonymous Patricia said...

Hola Tana! Preciosa historia, que me hizo sonreir porque la frase sobre contestarle "a él" te pinta de cuerpo entero me parece... Es extraño cómo uno a veces "sabe" que esa otra persona puede ser diferente. Felicidades por tantos años juntos.
Besos...

8:19 p. m.  
Blogger Omar Muharib said...

Estoy a medio camino del asombro y la envidia. Hace mucho tiempo creía que estas cosas eran posibles; me alegro de saber que es factible, aunque yo no lo haya conseguido. Puede que, en el fondo, sea que yo quería vivir esto, pero muchas veces distintas. Enhorabuena.

12:30 a. m.  
Anonymous Sara Fedrika said...

Hola Tana!

Qué alegría encontrarte.
Acabo de recibir una carta tuya de manos de mi hija. Aún no la he abierto, pues estoy en los ordenadores que tiene Serón habilitados para todo el que quiera utilizarlos. Se me ha ocurrido teclear tu nombre y...¡bingo!
Espero que no te moleste que me pasee por tu blog.
Yo también tengo uno, se llama la risa del ogro, aunque mucho más reciente que el tuyo, pues soy practicamente nueva en esto de internet, tú lo sabes bien, que me resistí hasta el final.
No he dejado de pensar en ti en todo este tiempo, pero también quería respetar tu silencio.
Enfín que ni siquiera he leído tu entrada, me he puesto muy contenta al encontrarte.
En cuanto llegue a casa leo tu carta. Qué alegria!
Un abrazo muy grande para mi pequeña hada.
Francis.

1:46 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Esta ya no soy yo, mi querida Francis. Este es el blog del que os hablé un día, cuando éramos República. Hablé de que era una puerta al mundo, que había mucha gente que escribía..., y animé a quien quisiera a abrir uno, incluso podía ser común..., a nadie le pareció demasiado buena la idea.
Cuando dejé de ser lo que escribía, cuando dejé de escribir porque ya no era, ni siquiera me despedí. Lo hice un poco más adelante. Un último artículo para decir hasta siempre.
Sigo. Pero ya no soy la misma y la libertad para escribir la obtengo de no ser, o de que nadie sepa lo que oculta la crisálida, lo que puedo ser... o lo que no.
Un beso y... que no nos falten las cartas, mi querida bruja linda.
Ya he estado en tu casa aunque por el momento no comento. Hay mucho que releer y digerir. Ánimo!
Tana

3:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home